Aprender inglés desde casa

Desenvolverse con soltura en un segundo idioma requiere de constancia. Para mejorar y mantener el nivel de inglés es fundamental ejercitarlo con continuidad pero sin presión y disfrutando. En Global Link llevamos más de 30 años ayudando a nuestros alumnos a mantener viva la llama para que disfruten viviendo el inglés. Ahora, vamos a compartir contigo nuestros métodos para que aprendas pasándolo bien.

Las claves son la constancia y el disfrute. Los atracones, en general, no son buenos para nada, por eso es preferible que cada día dediques un rato de tu tiempo de ocio al inglés. Y esa dedicación debes hacerla con actividades que te atraigan y te resulten divertidas. De esta forma, practicarás el inglés sin darte cuenta y aprenderás sin esfuerzo.

Te proponemos realizar cinco acciones que cualquiera puede desempeñar: escuchar, ver, leer, jugar y hablar. Parece sencillo ¿no? Pues, manos a la obra.

1. Listening. Es la piedra angular para dominar el inglés. Conocer la gramática proporciona una base imprescindible, pero el oído es fundamental para aprender a pronunciar las palabras correctamente y entender cuando escuchamos. No hay peor aprendizaje que quedarse con las palabras tal como se escriben; lo más probable es que nunca las pronuncies bien, porque somos animales de costumbres.

Practicarlo es fácil y cómodo a través de postcast, (grabaciones descargables en tus dispositivos, como reproductor mp3, ipod, tablet), y son más útiles de lo que imaginas. Puedes escucharlos mientras practicas running o paseas para estirar las piernas, durante el trayecto de ida y vuelta del trabajo o en la playa, si aún estás de vacaciones. Se pueden descargar desde Ivoox o con programas como iTunes. Para un nivel básico, dispones de material en podcastinenglish, para un grado más avanzado es preferible EslPod o el programa 6 minute English de la BBC. Busca temas que te interesen para que estés deseando que llegue el momento de ponerte los cascos.

2. Watching and listening. Es una forma fantástica de practicar inglés a través de tus hobbies. Por ejemplo, ver películas, vídeos musicales, tutoriales para aprender recetas, series de televisión y un larguísimo etcétera. Las posibilidades que te ofrece YouTube son casi infinitas. Pero es importante que selecciones tus canales favoritos para que te crees rutinas y realices visionados de lo que te interesa. Es más habitual de lo que parece liarse a navegar buscando qué ver hoy; cuando quieres darte cuenta ha pasado una hora ¡y no has practicado el inglés!

Algunas sugerencias: el canal de Amigos ingleses tiene multitud de vídeos simpáticos y de variada temática para acercarse al inglés real de la calle, el canal para aprender inglés con MisterDuncan o series de la BBC, como DoctorWho.

3. Reading. Son muchas sus ventajas: se aprende vocabulario, se interiorizan estructuras y colocaciones (collocations, in english), se mejora la ortografía y también la expresión oral y escrita. Además, si se combina la lectura con el audio, este método gana muchos puntos. Ya es habitual que las editoriales saquen ebooks en los que leer y escuchar los textos al tiempo. Para escoger el libro, debes elegir un tema que te atraiga, pero también debes tener en cuenta tu nivel. Existe lo que se denominan lecturas graduadas, que están adaptadas para quienes están aprendiendo inglés. Si te pones el listón muy alto, te aburrirás al no entender bien y acabarás abandonando. Ya sabes, se trata de disfrutar. También es entretenido leer entrevistas a personas famosas, cómics, cuyas imágenes ayudan a la comprensión y utilizan un lenguaje menos formal o artículos y noticias de la prensa.

En lit2go encontrarás gratis cuentos y poemas en formato audiolibro, en BiBook puedes elegir entre una selección de clásicos, igual que en DualBooks, pero en este caso en formato ebook, mientras que en LibriVox, las lecturas están realizadas por voluntarios de todo el mundo y predomina el inglés americano.

4.- Playing. Los juegos on line son otro modo de practicar inglés pasando un buen rato. En general, son una fórmula estupenda para ampliar el vocabulario y suelen contar con tres niveles de dificultad, de forma que puedes elegir el que más se adecúe a tus necesidades. El tipo de juegos más frecuentes son las sopas de letras, crucigramas, el clásico ahorcado, resolución de enigmas (reminiscencias de Sherlock Holmes, el detective más famoso de la literatura inglesa) y verdadero o falso, entre otros. Podrás jugar en línea solo o en grupo, retando a compañeros, además de descargarte el juego en tus dispositivos.

Es muy importante que, de antemano, fijes el tiempo de dedicación y respetarlo siempre. Los juegos suelen enganchar, aunque sólo sea para superar la última marca conseguida y, como sabes, el objetivo es disfrutar, no darse atracones. Aquí tienes cuatro direcciones que te resultarán útiles: Mansión inglés, MindGames, Merriam-Webster y East of the web.

5.- Speaking. Nunca desaproveches la oportunidad de hablar con otras personas en inglés. En la calle, de compras, yendo a reuniones, afterworks y pubs donde te relaciones con personas de habla inglesa. Otra posibilidad, muy efectiva y atractiva y, por qué no, arriesgada, es echarse un novio o novia angloparlante. Aprenderás inglés, sí o sí, para poder mantener la relación en pie.  Ya sabes, ‘When there’s a will, there’s a way’, vamos, que querer es poder. ¿Qué te parece la idea?

Si se te ocurren otros métodos y te apetece compartirlos, esperamos tus aportaciones. Have a nice day!

autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar