Cada vez son más las empresas públicas y privadas que requieren que sus empleados tengan un determinado nivel de inglés y que sean capaces de demostrarlo. Es ahí donde entran los distintos exámenes oficiales y donde empiezan nuestras dudas para saber cuál hacer y cómo prepararnos.

Comenzamos con este post una serie de artículos en los que te contaremos los distintos exámenes oficiales, sus características y utilidades preparados por la Jefatura de Estudios de Global Link Idiomas. Para saber qué examen elegir, lo primero que debes hacer es pensar para qué lo quieres. Si es para estudiar en el extranjero, el centro de estudios te dirá qué examen hacer y qué nivel exigen; hay veces que admiten más de uno, o si ya tienes un título oficial con el nivel equivalente, lo mejor es preguntarles si dicho título es válido. En el supuesto de que lo necesites para trabajar, la mayoría de las empresas admiten todos los tipos de exámenes, siempre y cuando no haga muchos años que has obtenido tu título.

Atención al tiempo

Puede darse la circunstancia de que te pidan un nivel determinado de conocimiento del idioma para una fecha concreta. Si este es tu caso, entonces tienes que fijarte en cuánto tiempo tienes para preparar el examen, hacerlo y recibir los resultados. Hay organismos que tardan poco en dar los resultados y otros que tardan hasta tres meses.

Sea cual sea, antes de empezar a preparar el examen, primero tienes que tener el nivel al que te quieres presentar.

Cuántos más ensayos, mejor

Para preparar el examen, si bien es cierto que hay aspectos que puedes trabajar por tu cuenta, otros como la comprensión escrita y la oral es preferible desarrollarlos con la ayuda de un profesional. Además de acudir a las clases de preparación, en Global Link Idiomas siempre aconsejamos a nuestros estudiantes que hagan tantos exámenes como les sea posible. Lo mejor es hacerlo con el reloj en mano y con papel de examen, si lo vas a hacer en papel, para que sea lo más similar al examen real.

Sigue los resultados

Es muy importante que realices un seguimiento de los resultados obtenidos en cada sección de cada examen. Cuando consigas una puntuación mínima del 80% en varios exámenes consecutivos es el momento de pagar las tasas de matrícula del examen elegido.

Aprovecha el material gratuito

Hay cantidad de material disponible para la preparación de exámenes, tanto en soporte físico como en soporte digital. En la Red podrás encontrar distintas páginas web muy interesantes, que en la mayoría de los casos incluyen exámenes de convocatorias anteriores. También encontrarás páginas con ejercicios y juegos que son de gran utilidad para practicar vocabulario y gramática.

Además, puedes descargarte aplicaciones para el móvil o la tableta y perfiles de Facebook que te permitirán aprovechar, por ejemplo,los ratos muertos en el transporte público de camino a casa. Pero lo mejor, es que gran parte de este material es gratuito.

Como complemento, nuestros preparadores aconsejan a los aspirantes a lograr el título que se hagan con los libros de exámenes que publican las distintas editoriales especializadas, todos ellos con material real para practicar todas las secciones.

Plazo para la matrícula

Un punto importante a la hora de pensar cuándo examinarse es que el plazo máximo de matriculación es hasta de 8 semanas antes de realizar el examen, ¡si no se han agotado las plazas antes!

Como puedes ver, preparar los exámenes oficiales de inglés no es algo que se pueda hacer en un corto espacio de tiempo, sino que hay que planificarlo con cierta antelación, y mucho mejor si cuentas con la ayuda de un especialista, así tendrás garantizado tu aprobado.

If you can dream it, you can do it!

Imagen: CollegeDegrees360, FlickrCreativeCommons

autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar